Si vives o estás pensando en adquirir una propiedad en un condominio, debes tener claro que existe una cuota por la limpieza, vigilancia y mantenimiento con la que debes cumplir. Esta cuota se establece de acuerdo con las amenidades que existan en el inmueble y el costo del mantenimiento de estos.

Algunas de las áreas más comunes que requieren mantenimiento continuo son:

  • Albercas
  • Áreas verdes
  • Gimnasios
  • Salones de eventos
  • Seguridad
  • Personal de mantenimiento
  • Casa club
  • Salones recreativos
  • Bibliotecas


Algo que debes tomar en cuenta es que, si resides en un lugar constituido como régimen de propiedad en condominio, los servicios de recolección de basura y alumbrado público pasan a ser privados, por lo que las autoridades no se hacen cargo de estos gastos y entrará dentro de la cuota de mantenimiento.

Este tipo de cuotas dependerá de la cantidad de amenidades que existan y la cantidad de personal que se requiera para mantener en buenas condiciones estas áreas comunes.  La cuota de mantenimiento puede dividirse entre:

  • El total de unidades y así cada unidad (inmueble) pagará una aportación igual
  • El total de metros cuadrados que tenga su propiedad.